CRISTIANO FIEL

CRISTIANO FIEL

iglesia de Cristo en Monterrey Nuevo Leon México. Es un foro creado para los miembros de la iglesia de Cristo de habla hispana en el mundo

Últimos temas

» Son buenas todas las religiones?
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyLun 3 Feb 2020 - 10:27 por administrador

» Lecciones que Israel no aprendió
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptySáb 1 Feb 2020 - 16:26 por administrador

» El pecado de la fornicación.
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyMar 7 Ene 2020 - 14:42 por administrador

» 7 Engaños de Satanas
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyMar 7 Ene 2020 - 11:32 por administrador

» El don de sanidad
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyMiér 18 Dic 2019 - 12:34 por administrador

» Material para niños. N.T.
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyVie 13 Dic 2019 - 13:13 por administrador

» Material para niños, A.T.
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyVie 13 Dic 2019 - 13:11 por administrador

» iglesia de Cristo en Monterrey
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyVie 13 Dic 2019 - 12:45 por administrador

» Airaos pero no pequeis
Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 EmptyMiér 11 Dic 2019 - 17:24 por administrador

Navegación

Compañeros

Crear foro

Febrero 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829 

Calendario Calendario


    Una Respuesta al Testigo de Jehová 1

    administrador
    administrador
    Admin
    Admin

    Mensajes : 343
    Fecha de inscripción : 03/12/2009
    Edad : 56
    Localización : Monterrey

    Una Respuesta al Testigo de Jehová 1 Empty Una Respuesta al Testigo de Jehová 1

    Mensaje  administrador el Sáb 25 Dic 2010 - 11:16

    Una Respuesta al Testigo de Jehová por Guy V. Caskey de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    INTRODUCCION

    Toda doctrina falsa comienza con sólo desviar un poquito de la verdad.

    --Reinhold Niebuhr -. Filósofo del Siglo 19

    El apóstol Pablo no demoró en revelar su asombro al descrubrir que ya existían los que habían cambiado su conocimiento de la verdad por una enseñanza falsa (Gálatas 1:6). Los que estaban dispuestos de cambiar la verdad y destruir a la simplicidad de las buenas nuevas los habían corruptado. Siempre ha existido ese tipo de persona . . . dispuesto de malusar y abusar de las escrituras para su propio bién o por ignorancia e influencia de otros. Una sola palabra cambiada, una definición extendida o sin autorización, un prejuicio personal, un errorcito, puede, con tiempo y transmisión, ser una piedra de tropiezo para muchos. Nada cementa más a una enseñanza falsa que su aceptación sin preguntas de los demás. La falta de deseo de buscar y encontrar a la verdad, junto con aceptar sin preguntar a lo que es enseñado, viene siendo la ruina de muchas vidas.

    El propósito principal de este libro es de examinar cuidadosamente a las escrituras contrarias a las enseñanzas de los Testigos de Jehová. Es dedicada a la exaltación de la verdad, y no es desiñado a ser un instrumento de destrucción en las manos de una persona que no quiere a los demás.

    La verdad puede pararse solo. También, la doctrina falsa puede caerse solo a causa de su propia debilidad al ser comparada con la verdad absoluta. El Sr. Caskey ha preparado una tesis excelente tratando con la verdad. Su aplicación sencilla, método lógico y cuidadoso examinación de las enseñanzas de los Testigos de Jehová provee una lectura excelente para los que tienen hambre por encontrar a la verdad.

    Cualquiera doctrina falsa, al ser examinada cuidadosamente, posee una semejanza a la verdad. Es cierto que la mayoría de las enseñanzas falsas usan una mezcla de escritura y pensamiento bíblico para fortalecer a sus argumentos. Es esta mezcla de la verdad con la mentira que viene siendo la trampa para el estudiante descuidado.

    Cualquier persona que ha sido entrenado y es experto en torcer y mal representar al significado de las escrituras puede manipular facilmente al no sospechoso. Frecuentemente una presentación torcida puede, en la superficie, parecer lógico y bíblico. Sólo una examinación completa puede revelar lo contrario. Una Respuesta al Testigo de Jehová ha podido exponer las mal representaciones del texto bíblico con examinar cuidadosamente al lenguaje original griego en conjunto con una discusión completa del contexto.

    Este libro es escrito expertamente, con un tono erudito, pero que demuestra un amor profundo e íntimo por los perdidos, y especialmente por los que desean llegar a un conocimiento de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. No debe ser usado como un sustituvo por las escrituras, pero sólo como un catalizador para encender el fuego de esperanza y luz en los corazones de los hombres justos y honestos.

    Tengo confianza de que será muy bién recibida. Se lo recomiendo a usted, el lector. ¡Qué Dios le bendiga ricamente en su búsqueda!

    Dr. M. Ralph Williams
    Arlington, Texas
    May, 1985


    UNA RESPUESTA AL TESTIGO DE JEHOVA

    Hace unos años cuando yo vivía en Africa del Sur y estaba trabajando para establecer a la iglesia del Señor entre los grupos etnicos de ese país, también trabajé como escritor en una revista cristiana. Una de las columnas que escribía regularmente era de contestar preguntas, y muchas de las cartas que venían a la oficina de la revista trataban con temas bíblicas controversiales. Muchas veces llegaban preguntas acerca de varias doctrinas de los Testigos de Jehová. Una pregunta vino de una mujer en Queenstown: “Un Señor Tal ha estado diciendo que no tenemos almas inmortales, que no hay un infierno, y que la doctrina de la Santa Trinidad causa confusión. El argumento principal del Señor Tal parece ser basada en la traducción de ciertas palabras griegas y hebreas. Estaremos agradecidos si Ud. nos puede dar su versión de estos temas.”

    Desde ese tiempo en Africa del Sur, mucha gente interesada ha pedido, de diferentes partes del mundo, que yo escribiera Una Respuesta al Testigo de Jehová. Hemos tenido discusiones con esta gente en Africa del Sur y en las islas caribes donde vivimos y trabajamos por varios años.

    Las enseñanzas de este grupo religioso son tan ilógicas, y por eso erróneas, que uno no entiende como pueden ser aceptadas por tanta gente. Después de estudiar sus enseñanzas, encontré que eran una mezcla del universalismo, adventismo, materialismo, premilenialismo,e infidelidad. Esto es lenguaje algo severa, y no muy placentera, pero al proseguir con esta discusión y examinación de su credo, seguramente ustedes tendrán la misma opinión.

    Esta libreta no será un estudio completo de su religión, pero examinaremos con mucho cuidado sus creencias mayores. Inspeccionaremos y analizaremos sus dogmas, y demostraremos en la luz de las Escrituras, lo erróneo y autocontradictorio que es su doctrina. Es mi objetivo demostrar que esta doctrina es una illusión. Quiero decir que no es verdadera, sino que deceptiva, al mismo tiempo pretendiendo ser fiel a la palabra de Dios.

    TESTIGO DE JEHOVA, UN NOMBRE EQUIVOCADO

    El nombre escogido por este grupo religioso es una mala designación. No es solamente equivocado, sino que falso y deceptivo. Lo que estoy diciendo es: Ellos no son testigos de Jehová. La palabra testigo pertenece a una familia de palabras del Nuevo Testamento que se usan casi 200 veces. He estudiado a varios eruditos del lenguaje del Nuevo Testamento para entender el significado y uso de esta palabra (traducida “martureo”) y esto es lo que dicen: “Declarar que uno ha visto u oído o experimentado algo. De los apóstoles, los que habían sido testigos con sus ojos y oídos de los dichos, hazañas y sufrimiento extraordinario de Jesús, lo cual comprobó que era el mesías. Así también, Pablo, a quien el Señor resucitado apareció en persona.” (Thayer) Kittel, en su Diccionario Teológico del Nuevo Testamento define a la palabra en esta manera: “Establecimiento de eventos o relaciones actuales o datos de las experiencias basadas en conocimiento personal directo.” El dice que era un término legal: “Uno que puede y sí habla de experiencia personal acerca de las acciones en que tuvo parte y de lo que le había ocurrido a causa de ello. (Estaba definiendo el cognado martus-). Elabora más acerca de la palabra en su sentido original: “El hombre que puede hablar de su propio conocimiento directo.” Y repite: “Basado en conocimiento de primera mano.”

    Thayer, al definir el término martus dice: “Un testigo, uno que declara, o puede declarar, lo que él mismo ha visto u oído o sabido por cualquiera otra manera. Uno que es espectador de algo.”

    Por eso, yo niego que son Testigos de Jehová. En la luz de lo que dice la Biblia en el tema, debemos contradecir la afirmación que ellos hacen. Los pasajes que citan para justificar su profesión están fuera de contexto, y así pues, no aplican.

    A los apóstoles Jesús dijo: “Ustedes serán mis testigos ...” (Hechos 1:8). Pedro estaba haciendo una referencia a los apóstoles cuando dijo: “Nosotros somos sus testigos...” (Hechos 5:32). Eran los apóstoles quienes fueron encarcelados en una prisión común (verso 25), y en el verso 29, Lucas relata: “Entonces Pedro y los otros apóstoles ...” No es posible que la gente de este grupo religiosa sean testigos. No fueron espectadores. No han visto ni oído lo que ocurrió originalmente y lo que enseñó Jesús. De hecho, si la gente que se dice testigos de Jehová nunca había vivido, la palabra de Dios seguiría siendo verdad. Era por los testigos originales que la palabra de Dios fue revelada (1 Coríntios 2:8-10; Hebreos 2:2-4), y era por estos mismos testigos inspirados que la palabra de Dios fue confirmada (Marcos 16:20). Ningún hombre de hoy puede revelar a la palabra de Dios. Ningún hombre de hoy la puede confirmar, establecer, o verificar. Así pues, ningún hombre de hoy puede ser testigo. Podemos relatar a otros la palabra de Dios; podemos contar el cuendo del amor de Dios y del sacrificio de Cristo; pero pueden estar seguros que el mensaje sería cierto e irrefutable si ninguno de nosotros hubieramos nacido.

    Proseguimos con la examinación de las enseñanzas de este secto y analicémoslos en vista de lo que enseñan las Escrituras sobre estos temas.

    ¿TIENE EL ALMA DEL HOMBRE VIDA DESPUES DE LA MUERTE?

    Para contestar a la doctrina de los Testigos de Jehová con respecto al alma, miré cuidadosamente y examiné punto por punto a estos pasajes en la palabra de Dios que demuestran todos los usos del término “alma”. Aquí están unas de las afirmaciones acerca del alma del hombre en las publicaciones oficiales de los Testigos de Jehová:

    “No hay ningún texto en la Biblia que declara que el alma humana es inmortal.” Esta declaración viene de uno de sus libros, Permite que Dios Sea Verdadero, p. 60, el cual es publicado por su casa de publicación y lleva su imprimátur. Es decir que el libro tiene su licencia, su sanción, y su aprobación. Así pues, estos textos citados (y todos los demás que daré en esta libreta) no vienen de alguien que no es Testigo de Jehová. Representan la autoridad suprema de esta denominación. He aquí otro texto citado del mismo libro y página: “Por eso nosotros vemos que la afirmación de los religiosos que el hombre tiene un alma inmortal y es diferente de las bestias no es bíblico.”

    Al discutir la naturaleza del hombre, los Testigos de Jehová afirman que el hombre es totalmente mortal. Escuche a estas citas: “¿Qué es el alma? Es una criatura viviente que respira. Cada hombre es un alma, pero ningún hombre posee un alma... ¿Por cuál autoridad viene la afirmación que la muerte es simplemente la separación del cuerpo con el alma y el alma sigue viviendo? Esta afirmación está basada enteramente en la mentira del diablo.” (J. F. Rutherford, Enemies, p. 174). Otra de sus declaraciones acerca de la mortalidad total del hombre: “Las Escrituras, sin contradicción, demuestran que los muertos son inconscientes, fuera de existencia.” (J. F. Rutherford, Religion, p. 100).

    Los Testigos de Jehová han hecho un esfuerzo enérgico para apoyar a sus afirmaciones usando unos pocos pasajes de Escritura en el cual la palabra “alma” parece aplicar al hombre entero o a su vida carnal. Esto es una perversión de la palabra de Dios, y lo hemos comprobado conclusivamente en numerosas discusiones con los Testigos de Jehová (por cierto, han rehusado hablar con nosotros otra vez, y la razón es obvia). Sus afirmaciones son infundadas, totalmente sin el apoyo de la Bíblia, y el estudiante bíblico casual, que lee la palabra de Dios con una mente abierta, pronto descubre este hecho. El apóstol Juan destruye a esta falsa doctrina con un solo golpe: “Cuando el Cordero abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que habían mantenido; (Apocalipsis 6:9). Juan vió a las almas de los que se habían hecho mártires por la causa de Cristo. No vió a sus cuerpos sino sus almas, y estaban vivas, porque “clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, oh Señor santo y verdadero, esperarás para juzgar y vengar nuestra sangre de los que moran en la tierra?” Estas eran almas que estaban vivas después de la muerte, después de pasar de esta tierra.

    El Señor también destruye a esta teoría tan equivocada en el cuento que relata en Lucas capítulo 16:22, “Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado.”

    Pausamos lo suficiente para preguntar: “¿Llevaron los ángeles el cuerpo de Lázaro al seno de Abraham, o fue su alma?” El Sr. Thayer, un lexicógrafo griego eminente, dice con referencia al significado del griego en este pasaje: “Para obtener el asiento al lado de Abraham, o sea ser participante de las mismas bendiciones que recibía Abraham en el paraíso, para ser llevado al mismo lugar de gozo y felicidad que Abraham.” Esta misma autoridad dice además que los rabinos judíos entendían que el seno de Abraham era una frase usada para designar a la felicidad del paraíso. ¿Fue este gozo y felicidad compartido con Lázaro después de su muerte? Entonces esto es evidencia irrefutable que el alma vive después de que el cuerpo “vuelva al polvo de donde vino.” Pero continuamos estudiando la cita de Lucas 16:22, “y murió también el rico y fue sepultado. 23 En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio* a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. 24 Y gritando, dijo: "Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama." 25 Pero Abraham le dijo: "Hijo, recuerda ...” Ahora observe a algunas de las cosas que ocurrieron después de la muerte del rico: Alzó su ojos, desde el infierno, Estaba en tormentos Vió a Abraham desde lejos con Lázaro en su seno, Gritó a Abraham, Imploró a Abraham a mandar a Lázaro, y Recordó.

    ¿A caso una persona honesta que estaba buscando a la verdad, tendría la impresión después de leer estos pasajes de escritura que el hombre es completamente destruído al morirse y deja de existir?

    Los Testigos de Jehová insisten que este cuento es una parábola, como si eso, en alguna manera afecta a la veracidad de lo que decía Jesús. Una parábola es una narrativa, breve o extendida, verdad o ficción, relatada por el propósito de enseñar una lección moral o espiritual. Tratar de diluir la fuerza y eficacia del cuento con el comentario, “Pero esto es sólo una parábola,” es usar la palabra de Dios en una manera engañadora.

    El error serio de los que aceptan esta doctrina es su falta de acceptar a lo que dice la Bíblia acerca del alma con todos sus usos y aplicaciones en las Escrituras. Quieren usar solamente un significado de la palabra alma, o sea la vida carnal del hombre, porque dicen que el hombre no es diferente de las bestias. VARIOS SIGNIFICADOS DE NEPHESH

    En esta sección estudiaremos a la palabra hebrea nephesh y brevemente estudiaremos los diferentes usos de la palabra en el Viejo Testamento. Es usada 453 veces y es traducida alma, nunca espíritu.

    1. Aliento de vida (Génesis 1:20) “...Llénense las aguas de multitudes de seres vivientes,”

    2. Alma por la cual vive el cuerpo – el principio vital. "Porque la vida de la carne está en la sangre, y yo os la he dado sobre el altar para hacer expiación por vuestras almas; (nephesh): porque es la sangre, por razón de la vida, la que hace expiación." (Levítico 17:11). Si el alma es lo que posee el animal (nos dicen que el hombre no es diferente del animal), o si el hombre no tiene alma pero es alma, ¿cómo podria la sangre hacer expiación por él, y de qué valor podría ser? Pero observe otro pasaje, Génesis 35:18: “Y aconteció que cuando su alma partía, pues murió, lo llamó Benoni;” ¿De dónde partió su alma? Partió de su cuerpo, claro, porque allí es donde estaba viviendo. Pero si un hombre no posee un alma, sería imposible que partiera de su cuerpo. En este pasaje, esto es precisamente lo que afirma la palabra inspirada de Dios con referencia al alma de Raquel. El escritor no dice que su alma se extinguió, o que fue destruída, sino que partió.

    3. La mente es el asiento de los sentidos, las afecciones y varias emociones. “Alegra el alma (nephesh) de tu siervo, porque a ti, oh Señor, elevo mi alma.(Salmos 86:4). El alma de David hizo dos cosas, regocijó y fue elevada. Esto es más que la mera existencia carnal. Es una expresión de las emociones y facultades espirituales de la parte más profunda del hombre. David le dijo a Salomón: “sírvele (a Dios) de todo corazón y con ánimo dispuesto;” (nephesh – ánimo) (1Crónicas 28:9). Talvez su traducción de la Bíblia dice “ánimo”, pero es la misma palabra que generalmente se traduce “alma”. Había algún poder moral y espiritual y capacidad dentro de Salomón, más que la vida carnal y separado de ella, con el cual podía servir a Dios. Sería ridículo decir que el animal posee esa habilidad. (Isaías 15:4; 2 Kings 9:15).

    4. El corazón – la facultad de entendimiento y pensamiento. “Te alabaré, porque asombrosa y maravillosamente he sido hecho; maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien.” (Salmos 139:14) El escritor dijo que su alma sabía estas cosas. Su alma era la parte de él que podía pensar, entender, y razonar. Era abierta a la instrucción e influencia divina. “Jonatán dijo a David: --Haré por ti lo que desee tu alma (nephesh).” (1 Samuel 20:4). El alma puede desear, lo cual es una emoción del corazón. Es dificil creer en una doctrina, mucho menos en un argumento, que trata de hacer que la palabra “alma” en esta escritura tenga el significado de vida animal del hombre.

    5. Un ser viviente. “ Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente (nephesh).” (Génesis 2:7)

    6. Gente, personas. “Y todas las almas (nephesh) de los que salieron del muslo de Jacob, fueron setenta.” (Exodo 1:5). Aquí, “alma” se refiere al hombre entero, pero sería incorrecto, hasta absurdo, pensar que la palabra siempre tiene este significado y ninguna otra. (Génesis 48:18).

    7. Vida animal, o animales. “Apartarás para Jehová el tributo de los hombres de guerra que salieron a la guerra; uno (nephesh) por cada quinientos, tanto de las personas como de los bueyes, de los asnos como de las ovejas.” (Números 31:28; Josué 10:30).

    8. Mi mismo, o ti mismo, usado como pronombre. “...Su pan será, pues, para ellos mismos (nephesh): ese pan no entrará en la casa de Jehová. (Oseas 9:4; Job 9:21).

    Para usar correctamente a la palabra de Dios y así llegar a la verdad acerca de este tema, debemos aceptar a todos los diferentes usos de la palabra (nephesh) en el Antiguo Testamento en sus contextos correctos. Es un mal uso deliberado de las Escrituras enfatizar a unos cuantos pasajes que demuestran a una aplicación de la palabra nephesh y no citar o ignorar, o hasta negar, todo lo demás que Dios ha dicho sobre el tema. Las doctrinas falsas son avanzadas y mucha gente es engañada cuando este método de interpretación es usado. Cualquiera creencia puede ser aducida y cualquier sistema religioso puede ser promulgado con mal usar la palabra de Dios en esta manera.

    OTRAS PALABRAS HEBREAS CLARIFICAN EL SUJETO

    Para disfrutar de un entendimiento mayor de este sujeto, vamos a dar más atención a otras palabras bíblicas relacionadas directamente con él.

    1. “Nedibah” es usada sólo una vez en el Antiguo Testamento y es traducido “alma”. Claramente no se refiere a los animales, sino al hombre. “Hanse revuelto turbaciones sobre mí; Combatieron como viento mi alma, Y mi salud pasó como nube” (Job 30:15). La palabra “alma” aquí no puede ser interpretada como vida animal, porque los enemigos de Job no estaban tratando de matarlo; tampoco se refiere a Job como un alma. Los enemigos de Job no podían perseguirlo porque estaba enfermo y su cuerpo cubierto de lesiones. Sin embargo la escritura dice que los enemigos de Job estaban combatiendo su alma.

    2. “Neshamah” es otra palabra hebrea que es traducida “alma” y nunca se refiere a los animales. “Porque no tengo de contender para siempre, ni para siempre me he de enojar: pues decaería ante mí el espíritu, y las almas que yo he criado. (Isaías 57:16). Es traducida “espíritu´en Job 26:4: “¿A quién has anunciado palabras, Y cuyo es el espíritu que de ti sale?” Aunque Job está usando el sarcasmo contra sus enemigos, esto claramente demuestra que el alma del hombre viene de Dios, y que es algo distinto del cuerpo. En otras palabras, Job está preguntando a estos hombres: “¿Son ustedes Dios para que los hombres reciban sus almas o espíritus de ustedes?” Candela de Jehová es el alma (neshamah) del hombre, Que escudriña lo secreto del vientre.” (Proverbios 20:27). Ninguna persona razonable puede concluir que esto tiene referencia a la vida animal del hombre, o al hombre como alma.

    “Ruach” es traducida espíritu, nunca alma, y es usada 235 veces en el Antigo Testamento. Se refiere a Dios, a ángeles, a demonios, al hombre o a algo abstracto en todos los usos menos uno. ”¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres suba arriba, y que el espíritu del animal descienda debajo de la tierra?” (Eclesiastés 3:21). Salomón aquí está hablando de la sabiduría y experiencias del hombre. De un punto de vista humano, ¿Quién sabe que el espíritu del hombre sube arriba y el espíritu del animal desciende abajo? ¿Quién, de su experiencia y sabiduría actual, sabe que el animal no tiene el mismo espíritu que tiene el hombre? Salomón estaba haciendo una burla de la sabiduría del hombre, pero demuestra con su pregunta que el animal no posee ese principio divino que tiene el hombre cuyo espíritu sube arriba, vuelve a Dios (Génesis 6:3; Exodo 31:3; 1 Kings 10:5; Ezequiel 13:3; Joel 12:28). PALABRAS DEL NUEVO TESTAMENTO RELACIONADAS CON EL TEMA

    1. “Psuche” es una palabra griega traducida “alma” 57 veces, y traducida “vida” 41 veces. Seis veces significa “persona” ...” en la cual pocas, es á saber, ocho personas (psuche) fueron salvas por agua.” (1 Pedro 3:20) Aquí la palabra psuche se refiere a las ocho personas, Noé y su familia, quienes se salvaron del diluvio. “Entonces los que habían recibido su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil almas.” (Hechos 2:41) Aproximadamente tres mil personas, al oir el evangelio predicado por Pedro, y los otros apóstoles, creyeron y obedecieron al evangelio y fueron añadidos a la iglesia por el Señor.

    La Biblia enseña que Dios tiene un alma. “MIRAD, MI SIERVO, A QUIEN HE ESCOGIDO; MI AMADO EN QUIEN SE AGRADA MI ALMA; SOBRE EL PONDRE MI ESPIRITU, Y A LAS NACIONES PROCLAMARA JUSTICIA.” (Mateo 12:18). En el mismo libro de los Testigos de Jehová ya mencionado (Permite que Dios Sea Verdadero, p. 61) hay una sección dedicada a la discusión del Alma Mortal. El autor dice: “El hecho que el alma humana es mortal puede ser claramente comprobada con un estudio cuidadoso de la Bíblia.” Y se supone que esta palabra, psuche, traducida alma, comprueba que el hombre es totalmente mortal, según su doctrina (ibid. page 62, párafo 12); pero esta misma palabra también se aplica a Dios en el pasaje que acabamos de leer. ¿Entonces, es mortal Dios? Y si esta palabra significa la vida animal del hombre, ¿significa también que Dios tiene vida animal, y solamente vida animal? El autor de esta obra dice que el hombre no es diferente a las bestias, y que el hombre no posee un alma pero que es un alma. Pero observemos la conclusión de tal razonamiento: El hombre es un alma (psuche) y no es diferente de las bestias. Dios también es un alma (psuche), y así pues, no es diferente de las bestias. Nada (menos una doctrina diabólica) podría causar que un hombre tuviera tal razonamiento, si lo podemos llamar razonamiento.

    El alma (psuche) no puede ser destruída por medios físicos, y así pues, significa mucho más que sólo la vida animal o simple existencia. “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma (psuche) como el cuerpo en el infierno.” (Mateo 10:28)

    Este pasaje enseña que el cuerpo y el alma son distintos, y que el hombre no puede matar al alma. Pero si el alma es mortal, sólo la vida animal, algo que deja de existir al morirse, entonces un hombre sí la podría matar. Pero mientras estamos considerando este pasaje, prestemos atención a la última parte. Los Testigos de Jehová afirman que la destrucción mencionada en el pasaje, la cual Dios puede traer sobre ambos el cuerpo y el alma, es destrucción total. “La destrucción en el infierno” de este pasaje significa una muerte de la cual no hay resurección a una vida futura del alma (ibid. p. 63). En otras palabras, Dios destruirá completamente, o borrará de existencia a los malos, y no serán resucitados sino que permanecerán eternamente muertos. Pero examinemos el significado de la palabra “destruir” y como es usada en este pasaje y en muchos otros pasajes del Nuevo Testamento. La palabra es “apollumi” y esto es su significado según los eruditos griegos: “perder o ser deprivado de” (Mateo 10:42); “ ser perdido, o extraviarse” (Mateo 10:6); (del Léxico Analítico Griego, Harper). Otra vez, “dedicar o entregar a la miseria eterna: (Mateo 10:28; Santiago 4:12) “destruir, o sea, perder. Usado para describir a ovejas extraviadas de la manada” (Thayer).

    Observe como la palabra se usa en estos pasajes: “Sino id más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel.” (Mateo 10:6). Si la palabra significa destrucción eterna, entonces Jesús mandó a sus discípulos a gente que no existía. “Porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido.” (Lucas 19:10). ¿A caso Jesús vino a salvar a los que no existían, porque habían sido destruídos eternamente o extinguidos?

    2. “Pneuma” es traducida “espíritu” 276 veces en el Nuevo Testamento y nunca se refiere a los animales. Según los proponentes de esta doctrina, el espíritu significa aliento o viento porque es traducida así en varios lugares, pero examinemos a unos cuantos pasajes donde se usa esta palabra y veamos si es cierto o no. “Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil.” (Mateo 26:41). ¿Quería decir el Señor que el aliento de Pedro, Jacobo y Juan estaba dispuesto a velar con él en la hora de prueba? “Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.” (Juan 3:5) ¿Significa esto que uno es nacido del aliento o viento de Dios para poder entrar al reino del cielo? “Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad.” (Juan 4:24) ¿Es esto el viento o aliento de Dios a lo cual se refiere Jesús? “Y se lo trajeron. Y cuando el espíritu vio a Jesús, al instante sacudió con violencia al muchacho, y éste, cayendo a tierra, se revolcaba echando espumarajos.” (Marcos 9:20). ¿Significa esto que un espíritu no es más que un viento o aliento? “ En aquella misma hora El se regocijó mucho en el Espíritu Santo” (Lucas 10:21). ¿Fué el aliento en que regocijó Jesús? Nadie que lee la Bíblia con el corazón abierto y honesto puede llegar a tal conclusión.

    EL HOMBRE POSEE UN ESPIRITU

    “Pero hay un espíritu en el hombre, y el soplo del Todopoderoso le da entendimiento.” (Job 32:8). Hay veces en la Bíblia cuando el espíritu es diferente del alma, aunque las palabras, espíritu y alma se usan intercambiablemente. “Hay un espíritu en el hombre” claramente dice que el espíritu y el cuerpo son entidades separadas. El hombre es un ser triuno – cuerpo, alma y espíritu. “Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Tesalonicenses 5:23). El hombre tiene vida como la tiene un animal; tiene un cuerpo carnal y mortal, como lo tiene un animal; pero tiene un espíritu, hecho en la imagen de Dios, lo cual es capaz de pensar, razonar, entender, creer, obedecer, regocijar, etc. Esta parte del hombre es susceptible a las impresiones divinas e influencia de hacer bueno o malo, y es la parte del hombre que es el tabernáculo de Dios en un recipiente de barro y que vivirá eternamente o para disfrutar de las bendiciones de Dios o para sufrir de su venganza, según la manera que ha vivido y si ha servido a Dios fielmente guardando su palabra en esta vida.



    _________________
    Solo un buen siervo esta dispuesto a servir siempre.

      Fecha y hora actual: Mar 18 Feb 2020 - 18:42