CRISTIANO FIEL

CRISTIANO FIEL

iglesia de Cristo en Monterrey Nuevo Leon México. Es un foro creado para los miembros de la iglesia de Cristo de habla hispana en el mundo

Últimos temas

» La negligencia y la diligencia
Mar 17 Jul 2018 - 6:24 por administrador

» Por que el bautismo?
Mar 17 Jul 2018 - 6:22 por administrador

» La Fé Biblica
Mar 17 Jul 2018 - 6:19 por administrador

» Monterrey Escurla de Prdicacion
Sáb 5 Mayo 2018 - 16:19 por administrador

» Cristo en los libros de la Biblia.
Jue 21 Mayo 2015 - 21:57 por administrador

» EL HOMBRE DEL MUNDO
Sáb 14 Mar 2015 - 13:23 por administrador

» Hablar en Lenguas.
Vie 20 Feb 2015 - 9:46 por administrador

» Por que Pablo habla de la Cruz?.
Sáb 3 Ene 2015 - 21:57 por administrador

» El Espiritu Santo Creador
Sáb 3 Ene 2015 - 21:13 por administrador

Navegación

Compañeros

Crear foro

Noviembre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario


    Que dice la Biblia Lecc. 6

    Comparte
    avatar
    administrador
    Admin
    Admin

    Mensajes : 323
    Fecha de inscripción : 03/12/2009
    Edad : 55
    Localización : Monterrey

    Que dice la Biblia Lecc. 6

    Mensaje  administrador el Sáb 21 Ago 2010 - 8:51

    ¿QUE DICE LA BIBLIA?
    SEXTA LECCION
    EL ESTABLECIMIENTO DE LA IGLESIA


    En la última lección estudiamos que el hombre comienza una vida nueva en la iglesia del Señor cuando recibe el don de la salvación de Dios. En esta lección aprenderemos lo que dice la Biblia acerca del establecimiento de la iglesia: (1) El plan de Dios para establecerla y (2) El propósito de Dios para establecerla.

    I. EL PLAN DE DIOS PARA ESTABLECER LA IGLESIA
    La Biblia dice que "desde la fundación del mundo" Dios, de acuerdo a su "pro¬pósito eterno", planeó la venida de Cristo y el establecimiento de su iglesia (Efesios 3:9-11). El tiempo y esfuerzo que se invierte en algo demuestran su impor¬tancia. Por ejemplo, para llegar a ser médico uno tiene que prepararse más o menos ocho años, debido a la impor¬tancia de esta profesión. Dios consideró tan importante la iglesia que no sólo la pronosticó desde el principio, sino que también la prometió en la Era Patriarcal, la profetizó en la Era Judaica, la pre¬paró en los días de Cristo y al fin, la estableció como una realidad en la Era Cristiana.

    A. LA IGLESIA PROMETIDA EN LA ERA PATRIARCAL
    Durante la Era Patriarcal, que es el primer período de la historia de la raza humana, Dios gradualmente comenzó el desarrollo de su "propósito eterno" para establecer la iglesia. Por ejemplo, Dios prometió hacer una gran nación de la descendencia de Abraham, de la cual Cristo vendría para bendecir a todas las naciones de la tierra (Génesis 12:1-3). El apóstol Pablo más tarde señaló que personas de todas las naciones reciben la bendición de la promesa como miem¬bros del cuerpo de Cristo, que es la iglesia (Gálatas 3:7-9, 14, 26-29; Efesios 5:23).

    B. LA IGLESIA PROFETIZADA EN LA ERA JUDAICA
    Ya hemos estudiado como Dios escogió a la nación judía (o sea, la descendencia de Abraham) para traer a Cristo a este mundo. Para preservar a Israel para este propósito, Dios lo separó de otros pueblos, dándole una ley, la cual les prohibía mezclarse con otras gentes (Deuteronomio 5:1-3; Hechos 10:28). No obstante, los profetas judíos predijeron que algún día Dios establecería un Nuevo Pacto (Jeremías 31:31-34), y un Nuevo Reino en el cual los hombres de todas las naciones se unirían para servir a Dios (Salmos 22:27-31; Isaías 2:2). Cristo y su iglesia cumplieron estas profecías. Cristo estableció el Nuevo Pacto (Hebreos 8:6-13) y así comenzó a reinar en su reino, que es la iglesia (Hechos 2:30-36; Efesios 1:19-23; I Corintios 15:23-26). Observe que la iglesia frecuentemente se describe como un reino (Mateo 13:11, 18, 19; 16:18, 19; Colosenses 1:13; Apocalipsis 1:9). Los profetas también predijeron el tiempo y el lugar del establecimiento de la iglesia. Por ejemplo, el profeta Isaías profetizó que la Casa de Dios sería establecida en los "últimos días" en Jerusalén (Isaías 2:1-3). La iglesia se describe con frecuencia como la "Casa de Dios" (I Timoteo 3:15; Hebreos 3:6).
    Dios predijo más claramente el tiempo del establecimiento de la iglesia en Daniel 2:1-45. Lea usted este capítulo muy cuidadosamente, antes de estudiar el comentario que se ofrece más adelante.
    La imagen que Daniel describió repre¬senta cuatro reinos mundiales (Daniel 2:36-40). En los días del cuarto reino, Dios había de establecer su reino o iglesia (Daniel 2:44). Daniel mismo identifica a tres de estos reinos: (1) El primer reino, representado por la cabeza de oro, era el de Nabucodonosor de Babilonia (Daniel 2:36-38; 1:1); (2) El segundo reino, representado por la plata (Daniel 2:32, 39) es nombrado en Daniel 5:25-31 como el imperio medo-persa; (3) El tercer reino, representado por el bronce (Daniel 2:32, 39) está profetizado en Daniel 8:1-21a (lea especialmente los versículos 20 y 21) como el imperio griego. Libros históricos verifican la continuación histórica de estos reinos tal y como los enseña aquí la Biblia. Pero, ¿Qué del cuarto reino?
    La descripción en Daniel 2:40-43 se parece exactamente a lo que la historia bíblica y secular (Lucas 2:1, 2; 3:1) exponen como el imperio romano. "En los días de estos reyes" Dios había de establecer su reino (Daniel 2:44). Hay varios hechos sobresalientes en estas profecías. La iglesia, como ya hemos visto, había de ser establecida en Jerusalén durante "los últimos días", y específicamente en los días del reino mundial que siguió al griego, el cual era el imperio romano. Estas profecías muestran que Dios consideró la iglesia de tanta importancia que El la profetizó varios siglos de antemano.

    C. LA IGLESIA EN PREPARACION EN LOS DIAS DE CRISTO
    Además de esto, Dios preparó la iglesia al mandar a Cristo, su Hijo, a establecerla. Recuerde que Cristo vivió durante los días del imperio romano (Lucas 3:1). ¿Confirmó Cristo las profecías de que la iglesia o reino sería estab¬lecida durante ese imperio? Tome en cuenta primero que Juan el Bautista, el precursor de Cristo, vino predicando que el Reino de los Cielos se había acercado (Mateo 3:2). Después, Cristo predicó lo mismo, añadiendo: "El tiempo se ha cumplido," (Marcos 1:15).
    También Jesucristo instruyó a sus apóstoles que predicaran que el reino estaba cerca (Mateo 10:7). Les prometió que El mismo edificaría su iglesia o reino (Mateo 16:18, 19). Evidentemente Juan y Jesús creyeron que el tiempo para el reino había llegado.
    La Biblia expone más tarde que Cristo "amó a la iglesia y se dio a si mismo por ella" (Efesios 5:25), comprándola con su propia sangre (Hechos 20:28). ¡Imagí¬nese! ¡La iglesia es tan importante que Dios envió a su único Hijo para que la estab¬leciera, y Cristo la compró con su propia sangre de vida!
    Pero aun después de la muerte de Jesús la gente todavía esperaba la venida del reino (Lucas 23:51). En¬tonces, ¿cuándo fue establecida la iglesia? Jesucristo había enseñado anteriormente que el reino vendría "con poder", y esto antes que algunos de los apóstoles murieran (Marcos 9:1). Tam¬bién, Jesús mandó a sus apóstoles a que se quedaran en Jerusalén hasta que recibieran este poder, el cual vendría con el Espíritu Santo (Lucas 24:47; Hechos 1:8).
    Haciendo un buen repaso, podemos ver que el Antiguo Testamento, y también Jesús, profeti¬zaron que el reino, o sea la iglesia, sería establecido: (1) en Jerusalén, (2) en los "últimos días", (3) durante el tiempo del imperio romano, (4) mientras algunos de los apóstoles vivían, (5) con poder y (6) con el Espíritu Santo. Ahora, la pregunta es: ¿Fueron cumplidas estas profecías?

    D.LA IGLESIA PRESENTADA EN LA ERA CRISTIANA
    Los apóstoles esperaron en Jerusalén el cumplimiento de la promesa del reino (Hechos 1:4,12). En el día de Pente¬costés, que era un día de fiesta religiosa para los judíos, unos 50 días después de la resurrección de Cristo, Dios milagrosamente cumplió todo lo que se había dicho respecto al estable¬cimiento de su reino. En ese día Dios llenó a los apóstoles con el Espíritu Santo, manifestando su poder milagroso (Hechos 2:4,16,17; Joel 2:28). También Pedro declaró que la resurrección y la ascensión de Cristo hacia el trono de Dios cumplieron las profecías de que Cristo reinaría en el trono de David (Hechos 2:29-36). Muchos judíos creyeron y, después de arrepentirse, se bauti¬zaron. De esta manera el Señor mismo agregó a su iglesia como 3.000 personas (Hechos 2:37-47).
    En este día la iglesia, o el reino, llegó a ser una realidad. El diagrama que aquí y los hechos ya presentados muestran que todas las cosas necesarias para el establecimiento de la iglesia aconte¬cieron en este día: Jerusalén, los últimos días, los días del imperio romano, la vida de los apóstoles, el poder y el Espíritu Santo. Especialmente se ven claramente el tiempo y el lugar del principio de la iglesia. El lugar: Jeru¬salén; la fecha: el día de Pentecostés del año 33 después del nacimiento de Cristo. Después de aquel día la iglesia se menciona siempre como en existencia. Todas las referencias en la Biblia antes del día de Pentecostés fueron acerca del futuro.
    Después, este día fue llamado "el prin¬cipio" (Hechos 11:15), y también desde entonces la iglesia, o reino, fue consi¬derada como ya establecida (Hechos 5:11; 8:1).
    Los apóstoles identificaron a la ig¬lesia como el reino, describiendo a los miembros de la iglesia como siendo "tras¬ladados al reino" (Colosenses 1:13), "llamados al reino" (I Tesalonicenses 2:12), "en el reino" (Apocalipsis 1:9), y "sentados con Cristo en lugares celes¬tiales" (Efesios 2;6; Apocalipsis 5:9, 10). Ellos dijeron que Cristo estaba reinando a la diestra de Dios Padre (Hebreos 1:3, 13; I Corintios 15:22-26), sobre la iglesia (Efesios 1:19-23). Así fue cumplido el plan de Dios para establecer la iglesia.
    Dios invirtió mucho esfuerzo e interés para establecer la iglesia. El la propuso desde el principio, la prometió, la profetizó, la preparó, y finalmente la estableció. La iglesia existe ahora para hacer la voluntad de Dios, y asimismo algún día existirá en perfección en un estado celestial (Efesios 5:25-27; II Pedro 1:11). Si Dios consideró la iglesia como de tanta importancia para hacer todo esto, seguramente el hombre tiene que estimarla también como algo de suma importancia.

    II. EL PROPOSITO DE DIOS PARA ESTABLECER LA IGLESIA

    Profecía Sucesos Cumplimiento
    Isaías 2:3 Jerusalén Lucas 24:47
    Hechos 1:2,12
    Hechos 2:1-47

    Isaías 2:3 En los postreros Hechos 2:16,17
    o últimos días

    Daniel 2:44 En los días del Marcos 1:15
    imperio romano Lucas 3:7

    Marcos 9:1 En vida de los Hechos 1:1-8
    apóstoles

    Marcos 9:1 Con poder Hechos 1:8
    Hechos 2:1-47

    Lucas 24:49 Con el Espíritu Hechos 2:1-5
    Santo

    La palabra "iglesia" proviene de una palabra griega, "ekklesía", la cual significa: "los llamados fuera". La frase "llamados fuera" describe muy adecuadamente a la iglesia, porque Dios la ha llamado fuera del mundo pecaminoso para cumplir su "propósito eterno" (Efesios 3:9-11). La Biblia usa varias ilustraciones para describir la iglesia del Señor, tales como: un cuerpo, una familia, un reino, un templo y una nación. El estudio de estas ilustraciones nos revelará la naturaleza de la iglesia, y mostrará así como y por qué la iglesia es el cumplimiento del plan de Dios.

    A.LA IGLESIA ES EL CUERPO DE LOS SALVOS
    La Biblia describe a la iglesia como el cuerpo de Cristo (Efesios 1:22, 23), y a Cristo como el Salvador del Cuerpo (Efesios 5:23). Es por esto que la iglesia es el cuerpo de los salvados.
    Durante la Era Judaica, la ley del Antiguo Testamento excluyó a los gentiles (es decir, a otras naciones) de la participación en las bendiciones especiales de Dios para el pueblo judío (Efesios 2:11, 12). Pero cuando Cristo murió en la cruz, El "derribó la pared intermedia de separación", quitando así la ley antigua, o sea la ley de Moisés dada en el Monte Sinaí (Efesios 2:14, 15), y de esta forma unió a los redimidos de todas las naciones en un solo cuerpo, "que es la iglesia" (Efesios 2:16; 5:23). Dios estableció la iglesia con el propósito de proveer una unión común en la cual la gente que es salvada en cualquier nación pueda participar en las ben¬diciones espirituales en Cristo (Efesios 3:4-6; 1:3), cumpliendo así el plan eterno de Dios.
    Personas de todas las naciones que obedecen al evangelio de salvación son agregados de esta forma por Dios a la iglesia (Hechos 2:41, 47). Por consiguiente, la fe y el bautismo no solamente son condiciones para la salvación (Marcos 16:16), sino también son requisitos para ser miembro del cuerpo de Cristo, la iglesia (Gálatas 3:26, 27; I Corintios 12:13). En verdad, la iglesia es el cuerpo de los salvos de todas las naciones.

    B. LA IGLESIA ES UNA FAMILIA DE COMUNION
    La iglesia está llamada a tener comunión con Cristo (I Corintios 1:9). La iglesia goza de la comunión con Dios. Dios es el Padre (Mateo 23:9); Cristo es el hijo primogénito de esta familia (Romanos 8:29), y todos los miembros de la iglesia son hijos de Dios y hermanos del Señor Jesucristo (Romanos 8:14-16). Uno llega a ser miembro de la familia de Dios por medio de la fe y el bau¬tismo, el acto de renacimiento (Juan 3:5; Gálatas 3:26, 27). Como familia de Dios, los cristianos libremente piden a Dios como a su Padre (Mateo 6:8-13), y aman a los miembros de la iglesia como a hermanos carnales (I Juan 4:20; 5:2). Congregados, los miembros de la iglesia se gozan por la presencia de cada uno, y se ayudan mutuamente en sus necesidades físicas (Hechos 2:44-47). También sufren unos las cargas espirituales de los otros, animando a los débiles y restaurando al caído (Gálatas 6:1, 2; Santiago 5:16, 19, 20). En verdad, Dios tuvo un buen propósito al establecer la iglesia como una familia de comunión.

    C. LA IGLESIA UN REINO DE SERVICIO
    Como ya hemos estudiado antes, la iglesia también es el reino de Cristo (Colosenses 1:13). Este no es un reino terrenal sino uno espiritual (Juan 18:36; Lucas 17:21), y está compuesto de todos los salvos de "todo linaje y lengua y pueblo y nación" (Apocalipsis 5:9, 10). Por lo tanto, uno entra al reino de la misma manera que entra en la iglesia, naciendo "del agua y del Espíritu" (Juan 3:3, 5).
    Siendo Jesucristo el rey (Apocalipsis 1:5; 17:14), los cristianos, como siervos o súbditos en el reino, deben permitirle que él gobierne sus vidas (Mateo 6:33). Por eso, cada cristiano debe ser un buen ciudadano en su propio país, obediciendo a los gobernantes en lo que no contradice la ley de Dios (Romanos 13:7). La iglesia, como institución e individualmente, debe ayudar al necesitado (Mateo 25:31-46; Lucas 10:25-37), hacer bien a todos (Gálatas 6:10), y enseñar el evangelio de salvación a todos (Marcos 16:15; Hechos 8:1-4). Dios planeó la iglesia para que, siendo un reino de servicio, fuera una bendición para todo el mundo.

    D. LA IGLESIA ES UN TEMPLO DE ALABANZA
    La iglesia se describe también como el templo espiritual, o santuario de Dios (Efesios 2:19-22). En los tiempos del Antiguo Testamento el templo era un edificio material en Jerusalén donde el Espíritu de Dios moraba con quienes llegaban a adorarle (I Reyes 8).
    Pero ahora Dios ha establecido la iglesia, no para que sea un edificio hecho de piedras (tal como algunos se imaginan que es la iglesia), sino para que sea una casa espiritual edificada con gente redimida (I Pedro 2:5; Hechos 5:11; 14:27). El Espíritu de Dios mora en este templo - en el corazón de cada cristiano (I Corintios 3:16; 6:19). Dios ideó la iglesia de esta forma, para que la gente le pueda alabar en Espíritu y en verdad en todas partes y no solamente en Jerusalén (Juan 4:20-24). Así que, la iglesia del Señor es un templo donde cada cristiano es un sacerdote (I Pedro 2:5, 9). Cada cristiano tiene acceso directo a la presencia de Dios por medio de Cristo, el único Sumo Sacerdote (Hebreos 4:15, 16; I Timoteo 2:5).

    E. LA IGLESIA ES UNA NACION SANTA
    La iglesia asimismo es llamada "nación santa" (I Pedro 2:9). Ya que Dios es santo, sus hijos deben ser santos (I Pedro 1:15). "Santo" algunas veces se traduce "santificado", y significa estar separado de lo que es pecaminoso o inmundo. Es por esto que la Biblia dice que cada miembro de la iglesia es santo (uno que es santificado y puro), ya que tiene que abstenerse de practicar el pecado (I Corintios 1:2; 6:9, 10; Romanos 6:1; Filipenses 1:1). Los miembros que rehusan arre¬pen¬tirse de sus pecados tienen que ser expulsados de la congregación por el resto de la iglesia (I Corintios 5:1-13; II Tesalonicenses 3:14). Dios planeó la iglesia para que sea santa y pura (Efesios 5:27), y para que sea una luz brillante de verdad, honestidad y pureza delante de un mundo lleno de pecado (Filipenses 2:15).
    Resumiendo, diremos que Dios, al establecer la iglesia, tuvo como propósito el formar un cuerpo de todos los salvos quienes se unirían gozando las bendiciones de la comunión fraternal, sirviendo a Jesús, alabando a Dios y viviendo una vida santa.

    CONCLUSION
    En verdad, el plan de Dios para establecer la iglesia de Cristo ha sido maravilloso. El la propuso desde el principio. La prometió, la profetizó, envió a su hijo para que la comprara con su sangre. Al fin, mandó al Espíritu Santo para que guiara a los apóstoles en el establecimiento de ella y en su extensión sobre la faz de la tierra. Recuerde que el propósito de Dios para el establecimiento de la iglesia la convierte en algo digno de un aprecio muy elevado. Solamente en la iglesia pueden los que ya están salvos reunirse como un cuerpo para cumplir el deseo eterno de Dios para la humanidad. Dentro de ella pueden gozar de las bendiciones espirituales de la salvación y del compañerismo, sirviendo y alabando a Dios y viviendo una vida santa para El.
    No es extraño que la Biblia diga: "A El sea la gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén," (Efesios 3:21).
    El noble propósito de Dios y su grandioso plan para el establecimiento de la iglesia ciertamente hacen de ella la institución más importante sobre la faz de la tierra. Por lo tanto, la iglesia tiene que ser digna de nuestra atención especial. En la próxima lección le será presentado algo más acerca de la voluntad de Dios para la iglesia del Señor Jesucristo.


    PREGUNTAS SOBRE LA SEXTA LECCION
    Repaso Para Recordar

    ESTUDIE Y SELECCIONE
    Escriba una X sobre la letra que corresponde a la respuesta correcta, como en el ejemplo número 1.

    1.Esta lección trata de
    a.La organización de la iglesia
    b.Su establecimiento
    c.La unidad

    2.Dios propuso la iglesia
    a.En los días de Cristo
    b.En los días de Moisés
    c.Antes de la fundación del mundo

    3.Isaías 2:1-3 predijo que la iglesia sería establecida en
    a.Jerusalén
    b.Roma
    c.América

    4.¿Cuántos imperios mundiales están representados en la imagen en Daniel 2:31-45?
    a.Cinco
    b.Cuatro
    c.Trece

    5.Daniel 2:40-42 dice que los diez dedos de los pies de la imagen representan
    a.Diez reinos
    b.Diez reyes
    c.La condición quebrantada del cuarto reino

    6.Durante los días del cuarto reino, Dios había de establecer
    a.La nación judía
    b.Su reino eterno
    c.Nada
    (Véase Daniel 2:44)

    7.La Biblia y la historia secular interpretan a los cuatro reinos como: Babilónico, Medo-Persa, Griego y
    a.Ruso
    b.Romano
    c.Británico
    (Véase Daniel 2:36-38; 5:25-31; 6:20, 21; Lucas 2:1, 2; 3:1)

    8.Jesús y Juan el Bautista, viviendo bajo el dominio de Roma, dijeron que el tiempo para el reino de Dios se había
    a.Pasado
    b.Cumplido o acercado
    c.Pospuesto para el futuro
    (Véase Marcos 1:15; Mateo 3:2)

    9.Cristo murió para
    a.Mostrar que la iglesia ya se había establecido
    b.Ganar o comprar la iglesia
    c.Entristecer a la iglesia
    (Véase Hechos 20:28; Efesios 5:25, 26)

    10.La iglesia y el reino en la tierra son
    a.Idénticos
    b.Distintos
    c.Similares

    11.Cristo predijo que su reino, o iglesia, sería establecido con poder
    a.Después de su segunda venida
    b.Durante la vida de algunos de sus discípulos
    c.En el año 1914
    (Véase Marcos 9:1)

    12.Jesús dijo que este "poder" vendría en Jerusalén
    a.En tiempo de guerra
    b.En la segunda venida de Cristo
    c.Con el Espíritu Santo
    (Véase Lucas 25:49; Hechos 1:8)

    13.¿Cuándo fueron cumplidas estas predicciones concernientes al establecimiento del reino de Cristo?
    a.En el día de Pentecostés, en el año 33 después del nacimiento de Cristo
    b.En el año 1914
    c.Todavía no se han cumplido
    d.Durante el ministerio de Cristo
    (Véase Hechos 2:1-36)

    14.El reinado de Cristo en el trono de David durará
    a.De su segunda venida hasta el juicio
    b.Del año 1914 hasta el juicio
    c.De la resurrección y ascensión de Cristo hasta el juicio
    (Véase Hechos 2:20-36; Hebreos 1:3, 13; I Corintios 15:22-26)

    15.Después de Pentecostés el reino, o iglesia, se consideró como
    a.Prometido
    b.Establecido y presente
    c.Algo de la imaginación
    (Véase Colosenses 1:13; Apocalipsis 1:6, 9; Hechos 5:11)

    16.La palabra "iglesia" literalmente significa
    a.Una casa de adoración
    b.Una organización religiosa
    c.Un grupo de gente "llamados fuera" del mundo


    17.La iglesia es "llamada fuera" para
    a.Cumplir el propósito de Dios
    b.Entrar en monasterios
    c.Estar siempre tristes
    (Véase Efesios 3:9-11; Tito 2:11)

    18.La iglesia se describe como
    a.El cuerpo de Pedro
    b.El cuerpo de Juan el Bautista
    c.El cuerpo de Cristo
    (Véase Efesios 1:22, 23)

    19.La muerte de Cristo quitó el Antiguo Pacto para que los salvos de entre ambos pueblos, tanto judíos como gentiles (otras naciones no judías), pudieran estar unidos en
    a.Error
    b.Un cuerpo, la iglesia
    c.Muchos cuerpos o iglesias
    (Véase Efesios 2:11-16)

    20.Para hacerse miembro del cuerpo de Cristo, la iglesia, uno tiene que
    a.Ser seleccionado como tal por los miembros
    b.Obedecer el Evangelio y ser añadido a la iglesia por el Señor
    c.Recibir el rociamiento de agua
    (Véase Hechos 2:41, 47; Marcos 16:16; I Corintios 12:13)

    21.Puesto que el Señor añade a cada persona salva a la iglesia, y conociendo que las condiciones para la membresía en la iglesia son las mismas que se requieren para obtener la salvación, ¿cuántos de los salvos están en la iglesia?
    a.Algunos
    b.La mayoría
    c.Todos
    (Véase Hechos 2:41, 47; Marcos 16:16; I Corintios 12:13)

    22.Como hijos en la familia de Dios, los miembros de la iglesia deben
    a.Mostrar la falta de bondad unos a otros
    b.Adorar a Dios juntos, mas no asociarse en otros aspectos los unos con los otros
    c.Mostrar amor, comunión e interés, ayudándose los unos a los otros en toda cosa física o espiritual
    (Véase I Juan 4:20; 5:2; Hechos 2:44-47; Gálatas 6:1, 2)

    23.Como un reino, la iglesia sirve a Cristo como rey por
    a.Desobedecer a las autoridades civiles mientras predica el evangelio
    b.Solamente asistir a los servicios de adoración
    c.Obedecer a las autoridades, dar fruto de buenas obras y enseñar el evangelio a todos
    (Véase Romanos 13:1-7; Gálatas 6:10; Hechos 8:4)

    24.El templo de Cristo, o la iglesia es
    a.Una catedral
    b.Una casa de adoración
    c.Una casa espiritual edificada con piedras vivas, los individuos cristianos
    (Véase I Pedro 2:5)

    25.El Espíritu de Dios habita en este templo por morar en
    a.La casa de adoración
    b.Un altar
    c.Los corazones de los cristianos
    (Véase I Corintios 3:16; 6:19)

    26.Los sacerdotes de este templo, los cuales ofrecen a Dios sacrificios espirituales son
    a.Solamente el clero
    b.Los levitas
    c.Todo cristiano
    (Véase I Pedro 2:5, 9; Apocalipsis 1:6)

    27.El sumo sacerdote de la iglesia es
    a.El Papa
    b.Pedro
    c.Cristo
    (Véase Hebreos 4:15; I Timoteo 2:5)

    28.Según la Biblia, los santos de la iglesia son
    a.Los mártires
    b.Ciertos difuntos canonizados por la iglesia
    c.Todo cristiano
    (Véase I Corintios 1:2; Filipenses 1:1)

    29.Como ciudadano de una nación santa, cada miembro de la iglesia
    a.Puede continuar en pecado
    b.Puede cometer pecados menores o "veniales"
    c.Tiene que abstenerse de todo pecado
    (Véase I Corintios 6:9-11; Romanos 6:1)

    30.Los cristianos quienes rehusan arrepentirse de sus pecados tienen que ser
    a.Ignorados
    b.Bendecidos por la iglesia entera
    c.Excomulgados de la iglesia entera
    (Véase I Corintios 5:1-13; II Tesalonicenses 3:14)


    NOMBRE:____________________________


    DIRECCION:___________________________


    _________________
    Solo un buen siervo esta dispuesto a servir siempre.

      Fecha y hora actual: Sáb 17 Nov 2018 - 9:49